¡¡LLAME YA!!

Accidente de Auto

Car Wreck with Smashed Hood and Ambulance

Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muertes innecesarias y la fuente número uno de demandas por lesiones personales en los Estados Unidos. Todos los años, los accidentes automovilísticos se llevan las vidas de miles de personas mientras que los accidentes que causan lesiones perjudican a más de un millón.

Muchos de los accidentes ocurren debido a la negligencia de alguno de los conductores involucrados. Cuando un accidente de auto es causado por la negligencia de la otra parte, las personas lesionadas frecuentemente acuerdan un pago (con la parte responsable) que provee compensación por los gastos médicos, los daños físicos y morales, además de otros daños y perjuicios.

Accidentes de auto y la ley

Como un asunto legal, un accidente de auto ocurre cuando un automóvil de pasajeros (convertible, sedán o coche familiar) se ve envuelto en un evento o una serie de eventos, causando daño, tales como daños a la propiedad, traumatismo craneoencefálico y/o la muerte. La gran mayoría de los accidentes de auto consisten en colisiones que involucran a dos o más vehículos automotores, aunque algunos son choques con objetos inmóviles y otros objetos no motorizados. La mayoría de estos accidentes de vehículos automotores implican algún tipo de negligencia, que corresponde a una infracción de las leyes de tránsito.

Ley de prescripción

Después de que ocurre un accidente, hay un período de tiempo limitado durante el cual se puede presentar una demanda por lesiones personales. Esto está establecido por la ley conocida como ley de prescripción. El plazo de prescripción para las demandas por lesiones personales varía de uno a seis años, dependiendo del estado.

Una demanda por lesiones personales contra un organismo federal debe presentarse dentro de los dos primeros años desde que ocurrió el accidente. Las reglas para presentar una demanda contra una entidad estatal varían dependiendo del estado desde 30 a 180 días desde la fecha del accidente.

Es importante saber que no se puede interponer una demanda contra una entidad gubernamental a menos que se haya presentado un reclamo primero, y que el mismo haya sido negado.

Negligencia

Para ser indemnizado por una compañía de seguros o un fallo judicial, generalmente se debe probar la negligencia. La negligencia es un término legal que significa que alguien no ha actuado de manera razonablemente cuidadosa y responsable. En el caso de un accidente de auto, la negligencia se evidencia en hechos que derivan del reporte de la policía, la declaración de testigos oculares, los testimonios periciales y las fotografías y bosquejos de la escena del accidente. Probar la negligencia significa demostrar que:

  • El descuido de alguien causó el accidente de auto.
  • El accidente de auto causó daño, y
  • La parte culpable tiene la responsabilidad de pagar una indemnización por el daño causado.

Si más de una parte involucrada en el accidente resultara culpable, la responsabilidad puede distribuirse entre las partes negligentes de acuerdo al porcentaje de culpa. Esto se denomina negligencia comparativa.

Compensación por accidentes de auto

Recibir una compensación o indemnización generalmente significa que la parte o partes negligentes deben pagarle por las reparaciones a su propiedad, los gastos médicos, el lucro cesante (ingresos perdidos), el dolor físico y psicológico y, si corresponde, las oportunidades que usted perdió. Los ajustadores de seguros y los jurados habitualmente usan fórmulas estándar para conseguir un valor en dólares para los acuerdos de accidentes automovilísticos.

Las leyes de seguros sin culpa (no-fault insurance, en inglés) afectan los acuerdos en algunos estados. Generalmente, dichas leyes previenen la interposición de demandas y reclamos por lesiones en casos de accidentes triviales. Si bien garantizan el pago inmediato por parte del seguro de los gastos médicos y los salarios perdidos, muchos otros gastos no están cubiertos. Si usted ha sido víctima de un accidente de automóvil en un estado con legislación de seguro sin culpa y no lo indemnizaron completamente por sus pérdidas, un abogado puede ayudarlo a determinar si es elegible para una compensación adicional.

Casos en los que podría necesitar un abogado de lesiones personales

Las compañías de seguros se encargan de reclamos por accidentes automovilísticos de rutina, los que mayoritariamente involucran daños a la propiedad solamente. Sin embargo, los accidentes que suponen formas de lesiones serias, tales como el traumatismo craneoencefálico cerrado, muchas veces requieren la asistencia que solo un abogado de lesiones personales puede brindar. En dichas situaciones, un abogado especializado en lesiones puede ayudarlo a determinar sus derechos y facilitar los reclamos que pudiera tener para recibir una compensación mayor a la del acuerdo inicial. Entre ellas, se pueden mencionar:

  • La compañía de seguros no quiere pagar el precio total de los daños a la propiedad, gastos médicos, ingresos perdidos, dolor psicológico y oportunidades perdidas. La mayor parte de este tipo de reclamos se presentan en contra de las compañías aseguradoras en los estados donde no se atribuyen culpas (no-fault states, en inglés).
  • La compañía de seguros demora en resolver el reclamo. Cada estado tiene una ley de prescripción para interponer reclamos por lesiones personales, así que tenga cuidado de no permitir que los reclamos de seguros se extiendan por mucho tiempo.
  • La compañía de seguros niega un reclamo. (La compañía aseguradora de la otra parte involucrada en un accidente puede alegar que su asegurado no tuvo la culpa o que su póliza no tenía cobertura para el accidente).
  • La parte culpable no tiene seguro.

También podría considerar la contratación de un abogado especializado en lesiones personales cuando una entidad del gobierno le niegue un reclamo, permitiendo la interposición de una demanda por lesiones personales.

LLÁMENOS CON CONFIANZA Y LE DAREMOS ASESORÍA TOTALMENTE GRATUITA  ¡¡LLAME YA!! 770-956-4005.

El tener una asesoría desde ahora podría salvar su vida y estar preparado para algún accidente de auto, así sabrá qué medidas tomar. LLÁMENOS CON TODA CONFIANZA.